CARLOS SUARI

POR SI UN ACASU, el sangre y la vergoña,
el reality, el show y les audiencies,
la fame percorriendo les sableres
y el cimenteriu enllén, por si un acasu.

Los barrios estrociaos y la metralla,
los neños mutilaos -por si un acasu-,
nalando en sede sedientos de petrolio,
la llercia, el tomahawk, por si un acasu.

Los tanques, la mentira y el dominiu,
tarrecen y esmigayen, achuquinen.
Por si un acasu, el noxu, el xenocidiu,
por si un acasu, habrás da-yos les gracies.

L’harmonía cenciella de los muertos,
los búnqueres mofosos y el fracasu,
ye vieya ideoloxía d’Occidente
la guerra por si tal, por si un acasu.


POR SI ACASO, la sangre y la vergüenza,

el reality, el show y las audiencias,
el hambre recorriendo las arenas,
y el cementerio lleno, por si acaso.Los barrios destrozados, la metralla,
los niños mutilados -por si acaso-,
nadando en sed sedientos de petróleo,
el tomahawk, el miedo, por si acaso.Los tanques, la mentira y el dominio,
temen y desmigajan, avasallan.
Por si acaso, el odio, el genocidio,
por si acaso, habrás de agradecérselo.La armonía sencilla de los muertos,
los búnqueres mohosos y el fracaso,
es vieja ideología de Occidente
la guerra por si aquello, por si acaso.

(Traducción del autor)

**

L’ÍNDIZ BIG MAC

Subió l’índiz Big Mac
esti semestre.
Ye más caro, trés céntimos,
comer una hamburguesa.

Yo hai años que nun como muertos
y hai muertos (a piques)
de comer la tierra a ñascos,
de comese pelos pies.

Nun m’apetez la vida
si’l ruíu de les tripes
va faceme

un llocu menos

un xordu más.

Nun m’apetez la vida
si nun puedo facer otro
que mirar.
Mirar y callar.

Nun m’apetez la vida.

El mio cachu tírolu.

EL ÍNDICE BIG MAC

Ha subido el índice Big Mac
este semestre.
Es más caro, tres céntimos,
comerse una hamburguesa.

Yo hace años que no como muertos
y hay muertos (a punto)
de comerse la tierra a bocados,
de comerse por los pies.

No me apetece la vida
si el ruido de las tripas
va a hacerme

un loco menos

un sordo más.

No me apetece la vida
si no puedo hacer otra cosa
que mirar.
Mirar y callar.

No me apetece la vida.

Tiro mi cacho.

(Traducción del autor)

**

LA SELMANA FANTÁSTICA

Anque yá ye primavera n’El Corte Inglés
nos llupanares de Bangkok
sigue habiendo paisaxe de podrén
y a Prag Kolok –trece años, pelo llargo-
van reventa-y esta tarde’l perinéu,
los suaños, la vaxina, la vida toa.

Rafael Hermoso -siete años-
cues playeros d’espor al ritmu de la fame
en Cochabamba, Bolivia
-diez céntimos la hora-
mentres sangra y ruxe l’altavoz:

“Veceres y veceros:
ufierta hipergaláctica
na primer planta:
calzáu de cai y monte
setenta y nueve euros:
na selmana fantástica”.
POR SI ACASO, la sangre y la vergüenza,
el reality, el show y las audiencias,
el hambre recorriendo las arenas,
y el cementerio lleno, por si acaso.

Los barrios destrozados, la metralla,
los niños mutilados -por si acaso-,
nadando en sed sedientos de petróleo,
el tomahawk, el miedo, por si acaso.

Los tanques, la mentira y el dominio,
temen y desmigajan, avasallan.
Por si acaso, el odio, el genocidio,
por si acaso, habrás de agradecérselo.

La armonía sencilla de los muertos,
los búnqueres mohosos y el fracaso,
es vieja ideología de Occidente
la guerra por si aquello, por si acaso.

LA SEMANA FANTÁSTICA

Aunque ya es primavera en El Corte Inglés
en los lupanares de Bangkok
sigue habiendo paisaje de pudrición
y a Prag Kolok –trece años, pelo largo-
van a reventarle esta tarde el perineo,
los sueños, la vagina, la vida toda.

Rafael Hermoso -siete años-
cose zapatillas de deporte al ritmo del hambre
en Cochabamba, Bolivia
-diez céntimos la hora-
mientras sangra y ruge el altavoz:

“Clientas y clientes:
oferta hipergaláctica
en la primera planta:
calzado de calle y campo
setenta y nueve euros:
en la semana fantástica”.

(Traducción del autor)

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK